Comunidad
Terapia Menstrual | El dolor de perder el útero
17778
post-template-default,single,single-post,postid-17778,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

El dolor de perder el útero

El dolor de perder el útero

 

Sufrí una histerectomía y ya no me siento mujer…-me dijo Ana cuando vino a verme- y fue un largo camino a casa.

La histerectomía es la extirpación total o parcial del útero. Es una cirugía, un corte, una intromisión de lo externo…esto genera una herida muy grande.

El útero no sólo es un órgano femenino, sino tambien un centro energético.
En él se encuentra la fuerza creadora, el impulso de lo nuevo, la gestación de nuestros proyectos.

Como Terapeutas Menstruales recibimos muchas consultas relacionadas. Llegan mujeres con un diagnóstico avanzado de la enfermedad y con la recomendación del médico de extirpar el útero. Y la terapeuta reconoce y acompaña a la mujer en el proceso de soltar el útero.
La vida esta en juego y sin dudarlo elegimos siempre la vida.
La tarea es reconocer porque herida portal entrego una parte de mi cuerpo, y como tramito ese dolor, enojo, culpa, miedo… para no seguir entregando más partes de mi cuerpo.
Una vez hecho este proceso, que no siempre es fácil, llega el agradecimiento y la liberación.
Luego de la cirugía viene otro tiempo que es la restauración del centro energético.

” un abuso de un familiar cercano, marco el inicio del fin de mi úteró, años de dolor, asco y enojo se concentraron en él, el HPV fué el síntoma más real de todos los años de silencio, cuando pude expresar esta herida portal, pude comenzar a ver mis propias formas de abusarme, pero mi útero ya había cargado demasiado, y el cancer se llevó el órgano, pero sí pude sanar el resto de mi cuerpo y mi alma. ” -Ana

Un día Ana llegó a la sesión muy contenta _mi centro uterino late, lo siento vivo, siento calor y humedad en él_ me dijo.

Muchas veces lo danzamos, lo pintamos, lo masajeamos, le hablamos…y un día nos respondió.

Ana lleva 10 años sin su órgano físico pero con su centro pleno y armónico en energía. Lleva una vida sexual activa, llena de gozo y amor, y todos los días desde su centro de creación cuida a su niña recordándole el placer de al vida.

Mi recomendación es que si hemos llegado a ese extremo, no corras riesgo tratando de salvar lo insalvable, entrega lo que ya se consumió y restaura tu poder energético.
Busca una Terapeuta Menstrual que te acompañe en el proceso de soltar y ver que situación de tu vida se lleva este órgano. Busca siempre un/a ginecolog@ que sea contenedor/a y escuche no sólo lo físico sino lo emocional.
Labora con masajes vaginales y con arte para restaurar el centro energético.

No Comments

Post A Comment